Diana Sandoval, exitosa profesional que logró superarse gracias al programa Juntos del Midis

Ingeniera química oriunda de Julcán, en La Libertad, superó la pobreza y ahora triunfa en Lima.

Diana Sandoval es la prueba de que, con un adecuada educación y buen soporte familiar, se puede superar la pobreza extrema, y para hacer posible ese sueño que persiguen millones de peruanas y peruanos, es que se creó el programa Juntos, del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis).

Esta prestación que brinda el Estado existe precisamente para promover buenas prácticas, desde cuando un padre o madre firma el compromiso hasta cuando sus hijos dejan de ser usuarios, para valerse por sí mismos en la vida.

Diana Sandoval nació en Julcán, provincia de La Libertad, y sus padres trabajaron la tierra al igual que sus abuelos. Una típica familia del ande peruano, sin embargo, el esfuerzo y el correcto apoyo del Estado pueden cambiar el futuro a miles de niños. Es así como, en el 2005 la familia Sandoval formó parte de los primeros usuarios del programa Juntos.

Gracias a la subvención de Juntos, es que Diana pudo estudiar y no debió trabajar desde joven. Ella estudió en el centro educativo Luis de la Puente Uceda N.º 80249 en Julcán, un humilde colegio como muchos que existen en la sierra norte del Perú.

“Hasta los 13 años crecí en Julcán. Las casas allá son mayormente de barro por la calidez que brindan en climas fríos. Lo que más recuerdo de ahí es el cielo prístino, la vegetación y por la noche ver las estrellas. Me encantan las ovejas que habitan en la comunidad, son lindos. Luego me trasladé a Trujillo, capital de La Libertad”, comenta Diana.

Cuando concluyó la secundaria ingresó a la Universidad Nacional de Trujillo para cursar la carrera de Ingeniería Química, lo que le cambió la vida.

Pero sería la pasantía por Indecopi la que marcaría el inicio de sus primeros contactos con la gestión pública y la investigación. “Fue una experiencia inolvidable donde aprendí los procesos para la obtención de patentes vinculadas a insumos y biotecnología”, explica Diana. Esta experiencia la vincularía a distintos equipos multidisciplinarios desde Sunarp hasta el Concytec.

“Hasta ahora no hay algo que desee cambiar. Me siento feliz por todo lo que he vivido”, afirmó la joven de 26 años oriunda del ande peruano.

Cabe destacar que, Juntos beneficiará este 2022 a un total de 667 343 mil hogares usuarios que se encuentran en situación de pobreza o pobreza extrema en 21 regiones del país.

Estas familias afiliadas recibirán una transferencia base de 100 soles mensuales a modo de incentivo por asistir a sus controles prenatales, llevar a sus hijos e hijas de 0 a 3 años a sus controles de salud y/o enviarlos al colegio todos los días desde los 3 años.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


cuatro × 3 =